Hijos más felices, más comunicativos y con mejores hábitos, son algunas de las ventajas de educar a nuestros hijos en cómo alimentarse mejor.

La familia es la unidad básica de la sociedad. Cumple un rol biológico, educativo-socializador, económico, solidario y protector. En la familia se aprende lo básico: valores, conductas, sentimientos. Y también se aprenden las necesidades biológicas básicas, dentro de las cuales tenemos lo que a nosotros nos concierne: la alimentación.

Cuando te preguntes por qué tus hijos son “mañosos” o por qué te cuesta tanto que coman ciertos alimentos, cuestiónate cómo es que le estás enseñando a comer. Porque a los niños se les debe enseñar a comer. Así como a medida que van creciendo se les enseña a tomar objetos, a gatear, a caminar, a hablar, a dormirse por su cuenta, etc., los hábitos de comer bien también se deben enseñar a nuestros hijos. 

Para eso, el rol de modelaje que cumplen los padres es fundamental. ¿De dónde va a aprender a comer ensaladas tu hijo si a ti en la vida te ha visto hacerlo? ¿De dónde va a aprender a tomar agua si te ve siempre con una bebida en la mano? Y así. Además de enseñarles a comer como cualquier proceso biológico de su desarrollo, se les debe enseñar a través del ejemplo.

Los 3 beneficios

1. Niños más felices

¿Sabías que un niño que come en familia sentado a la mesa presenta mejores índices de satisfacción en la vida? De hecho, según el estudio PISA 2015, se asoció mejor bienestar emocional en escolares que compartían las comidas principales sentados a la mesa con sus familias (desliza para ver el gráfico, antepenúltima barra). Además, es un momento ideal para que los padres se enfoquen en sus hijos y detecten señales de alerta, sobre todo los que tienen jornadas laborales muy extensas.

2. Niños más comunicativos

Comer en familia es una excelente instancia para que los niños desarrollen sus habilidades de lenguaje, participando diariamente de conversaciones con sus padres y hermanos, en donde aprenderán a  expresarse, argumentar, escuchar y compartir, así como ampliar su vocabulario. En este sentido es clave sentarse a la mesa sin la presencia de ninguna pantalla, lo que favorecerá la comunicación.

3. Niños con mejores hábitos

Tus hijos pueden comer frutas y verduras, dejar mañas y comer mejor, solo hay que partir por el ejemplo. Y es que los niños aprenden por imitación, y los buenos hábitos y modales en la mesa,  no son una excepción. Cómo nos sentamos, qué tipo de alimentos comemos, dejar de lado los dispositivos para priorizar el momento familiar… todas esas normas de conducta se aprenden en el núcleo familiar al compartir entorno a la mesa y los acompañarán a lo largo de su vida. En contraposición, los niños que se solo comparten sus comidas en el colegio tendrán como únicos referentes a sus compañeros, en donde las elecciones favoritas de comida siguen siendo los ultraprocesados.

¿Cómo lograr el cambio de hábitos?

Si has intentado mejorar lo que comen tus hijos y cómo se comportan en la mesa, pero se te ha hecho difícil y ya no tienes más tiempo ni energía, recuerda que los pequeños cambios hacen grandes diferencias. No te agobies cambiando todo de un día para otro. Empieza por sentarte a la mesa en familia, planifica recetas entretenidas e instancias de cocinar con tus niños, pon una fuente de ensalada en el centro para que despierte curiosidad en los niños y transmite cuánto disfrutas tu comiendo frutas y verduras.

Y recuerda que siempre puedes apoyarte en las variadas herramientas que hoy existen para facilitar esta tarea. Como nuestra app ComoQuiero , la que te ofrece una variada gama de menús balanceados y revisados por expertos en nutrición, los que te permitirán planificar la alimentación de tu familia en menos de tres minutos, con la posibilidad de personalizarlos y entregándote la lista de compras para que no te falte nada.

Con ComoQuiero queremos realzar la alimentación de antes. Una alimentación familiar. Todos reunidos en la mesa. Con #comidadeverdad. Anímate a probar la app y quizás te llega a tus manos la solución que tanto tiempo llevabas buscando.

           Si aún no tienes ese hábito, entra a ComoQuiero, elige tu menú favorito y personalízalo para el número de integrantes y gustos de tu familia. 

Si esta información te parece útil, siempre podrás encontrar más artículos relacionados en nuestro Blog.  Y no esperes más para comenzar a alimentar mejor a tu familia. Los niveles de sobrepeso y obesidad infantil que estamos teniendo a nivel nacional, hacen imperativo empezar a tomar medidas, y qué mejor que empezar desde el núcleo familiar.

Si quieres saber más de ComoQuiero, mejorar tu alimentación y la de tus hijos mira este video.

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.